Te busco, te busco yo…


Historias sin contar
9 septiembre, 2007, 12:41 am
Filed under: Desde el pie, Palabras mayores

Cada vez que me asomo a la mirada esquiva de alguien, a una  timidez infranqueable, a la luz que se obstina en esconderse en  quién sabe qué  recovecos interiores,  pienso en cuántas historias hay  sin contar. Cuánta experiencia personal, dolorosa, injusta, obturada, no mediada por la palabra.

Contar una historia , nuestra historia, nos permite alumbrarla. Eso mismo, darla a luz. De otra manera, no es  nuestra historia, nos volvemos presos  de ese hecho, de esa concatenación de acontecimientos  que nos enmudeció de alguna manera.

¿Tenés historias sin contar? Buscate alguien, o quizás sólo un papel, o el mar, o la montaña como  oyentes. Emancipar la propia vida tiene que ver con la certera posibilidad de decir-nos.

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

El silencio es un saco lleno, abultado, imposible de cargar a la espalda.

Vaciarlo, sí, siempre nos aligera el peso. Hay que soltar lastre innecesario.

Comentario por suigeneris

[…] (reeditada de lapachos) […]

Pingback por historias sin contar « pequeños sentidos




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: