Te busco, te busco yo…


¿estaré entendiendo algo?
25 octubre, 2007, 11:41 pm
Filed under: Inspiradora

El sábado en la revista Ñ publicaron una  entrevista a José Saramago. Me contagió esta frase:

Si hay que buscar el sentido de la música, de la filosofía, de una  rosa, es que no estamos entendiendo nada”.

De mi parte, nada para agregar.



recordarte recordando
21 octubre, 2007, 12:00 am
Filed under: Inspiradora, Pequeños sentidos

Hoy es el día de la madre, y yo me quiero acordar de vos, que ya estás en otro tiempo y lugar, aunque a mi lado siempre. Te recuerdo recordando a uno de tus poetas preferidos, y al poema que en uno de esos posters de tu juventud y mi niñez llenaban nuestra casa de luz…
Tus hijos
Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.
Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

Khalil Gibran



La curva
13 octubre, 2007, 2:56 pm
Filed under: como agua entre los dedos... el amor, Inspiradora

“No es el ángulo recto lo que me atrae,
ni la línea recta, inflexible, creada por el hombre,
sino la curva libre y sensual.
La curva que encuentro en las montañas de mi país,
en el curso de sus ríos,
en las olas del mar,
en las nubes del cielo,
en el cuerpo de la mujer preferida.
De curvas está hecho el universo…”
Oscar Niemeyer

Más sobre Niemeyer.



Todavía
7 octubre, 2007, 7:20 pm
Filed under: Inspiradora | Etiquetas: , ,

… y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.
Benedetti.



Los Lapachos
20 septiembre, 2007, 2:06 pm
Filed under: Desde el pie, General, Inspiradora, Palabras mayores

Encontré este texto, por ahí:

Para los hombres del sur, el lapacho es imagen de dureza y resistencia. Con su madera se fabrica aquello que debe soportar la intemperie y los atropellos de la fuerza animal. Las mejores tranqueras son de lapacho, lo mismo que los bretes y las mangas.

Pero el hombre del sur conoce de éste árbol, solo su madera. Es decir, lo ha visto despojado de toda su realidad natal, desnudo en su escueto servicio. Para el que no conoce el lapacho más que en su misión, su principal cualidad es la resistencia y la dureza de su madera que no se pudre.

Y sin embargo no hay cosa más tierna que el lapacho, cuando se lo va a encontrar entre los montes misioneros. Es un árbol esbelto, femenino en su talle. De hojas suaves y luminosas, que el viento mueve casi sacándoles un gesto humano. Su copa se abre allá arriba como un rostro sobre un tronco sin desperdicio y sin espinas.

Y en septiembre, el lapacho es una niña quinceañera. Antes de recuperar sus hojas, se viste todo de rosado en un reventón de flores que regala en abundancia, embelleciendo la geografía que lo acoge. Es el centinela de los montes, que descubre antes que los demás la llegada de la primavera. Lo que el Jacaranda es en azul , el lapacho lo es en sonrojo. El invierno lo despoja de sus hojas pero antes de volver a vestirlo, la primavera le regala toda su ternura que sólo la selva virginal puede entregar a sus criaturas.

Es un árbol que crece lento. No tiene apuros. Sabe esperar en la fidelidad de sus ciclos, viviéndolos uno a uno con intensidad, tanto en sus desnudeces invernales como en sus derroches de vida. Su madera se va haciendo lentamente por eso logra ser tan resistente. No necesita ser descortezado como el quebracho su resistencia le llega hasta la piel. Cuando se entrega, se entrega entero.



Un poquito de nostalgia
9 agosto, 2007, 8:50 pm
Filed under: como agua entre los dedos... el amor, Inspiradora

Quereeme poorque mueero en esta madrugaaadaa,

quereme por un rato, así vivo mañaanaa…



la vida, el trabajo
8 agosto, 2007, 8:26 pm
Filed under: General, Inspiradora

Amar a la vida a través del trabajo es intimar con el más recóndito secreto de la vida. (Khalil Gibran)