Te busco, te busco yo…


otro espacio para compartir
4 febrero, 2008, 8:44 am
Filed under: General, Pequeños sentidos

Al regreso de mis vacaciones en Bolivia y Perú, decidí abrir otro espacio para seguir compartiendo. Así que quienes quieran seguir husmeando por aquí, encontrarán un sendero sin huella .

Anuncios
Comentarios desactivados en otro espacio para compartir


Pueda el camino salir a tu encuentro…
6 noviembre, 2007, 4:59 pm
Filed under: Pequeños sentidos

jazmî, pequeño roble, mirasoles, enredadera y yo

… reza una antigua  bendición irlandesa. Les dejo de regalo algunas fotos de mi jardín, a quienes asiduamente pasaron por aquí, unas 30 o 40  personas diariamente, a veces más.

santa rita, igualita a la de mi abuela

No sé cuándo volveré a escribir en este sitio. Si  abro otro, aviso. (Quienes me han leido intuirán algo). 

En enero me espera la región andina, los pueblos de Bolivia, el  salar de  Uyuni, Perú y el Cuzco. Falta poco para llenar mis pies, mis ojos, mi corazón de tanto y tan entrañable legado. Haré también una mejor organización de los posts para  quien quiera recorrer esta pequeña partecita de  un trayecto de mi vida.

de costadito, una pequeña selva ciudadana

Mi mail, sabido está, march1973@ciudad.com.ar. Hasta la próxima primavera!



recordarte recordando
21 octubre, 2007, 12:00 am
Filed under: Inspiradora, Pequeños sentidos

Hoy es el día de la madre, y yo me quiero acordar de vos, que ya estás en otro tiempo y lugar, aunque a mi lado siempre. Te recuerdo recordando a uno de tus poetas preferidos, y al poema que en uno de esos posters de tu juventud y mi niñez llenaban nuestra casa de luz…
Tus hijos
Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.
Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

Khalil Gibran



Maraña

Lunes, mis alumnos, el sol, el campo. Por la tarde clases para mí, “Las representaciones sociales”, y descubrir una vez más que nos engañan, que los medios nos ocultan.
Martes, las guarderías. Los chicos que pocos asisten. Un Estado ausente, inequidad, chicos que no aprenderán de la misma manera que otros, simplemente porque nacieron en un lugar equivocado, parece ser, se empeñan en que creamos eso. Clases por la tarde. Un llamado a la noche con la posibilidad de un trabajo nuevo, mejor remunerado.
Miércoles, hablemos de las Enfermedades de Transmisión Sexual y de las adicciones, y te asomas a mis ojos y me asomo a tus preguntas, y te sentás al lado mío así atendés la charla. Los chicos y las chicas otra vez. Y los folletos con parejas de todo tipo, qué adelantados estamos aquí. Clases por la tarde. Completar ese curriculum que ya tiene 5 hojas y me agobia a mis 34 años. Clases por la tarde, los tobas, los invisibles, los políticos y sus estrategias de marketing.
Jueves, lo del trabajo. Paro recordando a Fuentealba. Biblioteca a la tarde, clases, ruido.
Viernes, el campo de nuevo. Celebración, cantos, procesión. Ritos que pierden vertiginosamente su significado y ellos tan empeñados en mantenerlos a toda costa. Por la tarde, el deseado descanso. Ya cobré el sueldo, pasó un mes más.
Sábado y descanso, la semana fue correr y correr, sentir y pensar todo al mismo tiempo, y que así es fin de año, y que se vienen los padres a ver qué pasa con sus hijos, tan buenos, tan estudiosos.

En la maraña, en este correr y correr, tu voz cada día, un ratito, un rato y horas en el mesenger. Qué te estás preparando para la cena, cómo te fue en el curro, cómo estás, cómo estás, cómo estásssssssssssss!!! Cómo estoy, cómo sigo mañana con tu caricia virtual, cómo pasa el tiempo y qué suerte que así sea. Y te extraño y me acurruco a tu sonrisa, a tu imagen dentro mío. Y de a poquito, desentraño la maraña, te vuelvo a mirar, tu voz se hace lugar y ya no hay más ruidos. Y ya está, puedo volver a empezar.



Está pasando-me
1 octubre, 2007, 10:52 pm
Filed under: como agua entre los dedos... el amor, Pequeños sentidos

Ya es tarde, se me cierran, casi, los ojos. Tanta vida hoy. No quiero irme a dormir sin dejar-te-me escrito que algo cambió y algo está cambiando en mí. No es la primera impresión, no es el revoloteo de las mariposas(aunque también). Va teniendo el color de lo cotidiano.
Va quedándose conmigo porque brota de mí, y estoy dejando que así sea. Va dejando su estela. Va imprimiendo una huella. Va dejando ver, como a través de un vidrio esmerilado, un poquito más allá. Una intuición. Una sospecha. Un brote germinal. Me está pasando algo.



Primavera
7 septiembre, 2007, 3:53 pm
Filed under: General, Pequeños sentidos

lapachoypuente.jpg

Llega. Inexorable. Otra vez. Y yo  festejo!



Corazón repleto…
23 agosto, 2007, 8:14 pm
Filed under: como agua entre los dedos... el amor, Pequeños sentidos

Hoy fue una jornada de esas… llenas de cosas, de historias escuchadas, de miradas… al final, todos queremos lo mismo… que nos quieran un poco. Así me lo enseñan día a día mis chicos. ¿por qué la complicamos tanto?

No me queda energía hoy para pensar un por qué. Sólo alcanzo a darme cuenta que yo también, al terminar el día, quiero que me quieras ¿lo seguimos intentando?